Estas aqui:Inicio»Trabajos, escritos, ensayos...»Diarios Clínicos: Hoy
 
Miércoles, 04 de Abril de 2012 08:57

Diarios Clínicos: Hoy

por  Ismael Vargas
Vota este articulo
(0 votos)

Me llamo Ismael Vargas, soy psicólogo. Eso no dice mucho de mí y sí; no dice de mí más que un oficio, una actividad; por supuesto hago muchas más cosas. Por ejemplo: esgrima filipina, le dicen Kali, Arnís, tiene varios nombres y formas. También hago queso casero, el untable, nada que lleve más de dos días de elaboración. En general está saliendo algo ácido, pero con tiempo, mejoraré los tiempos de cultivo. Hago muchas cosas, pero hago bien muy pocas. Ya dije: el queso está saliendo ácido y aún no he matado a nadie con el Kali filipino. No pierdo la fé.  
Algunas colegas –en este gremio la mayoría son mujeres- dicen que me ocupo de “casos difíciles” y ¿qué quieren decir con casos difíciles? Básicamente se refieren a trabajar con los y las derrotadas de la vida, algo así como lxs inviables del sistema, los brotadxs en invierno (casi todo el mundo se brota en primavera), lxs presxs llamados “comunes” como si los presxs políticos fueran de otro linaje o los comunes y sus penas no tuvieran nada que ver con las decisiones de los poderosos y los garcas de este país y el mundo. Me ocupo de generar encuentros terapéuticos con psicoanalistas apenados (presos de sus imposibles), actores y actrices en el límite de sus cuerpos, comprometidxs, abismados en sus propias valentías. Atiendo a muchas mujeres deshechas por sus madres, violentadas por sus propias familias, desterradas de la vida por sus parejas. Mujeres bajo lupas de agencias de seguridad de maridos banqueros. Mujeres con la valentía suficiente como para descarrilar un tren blindado. Mujeres tan prolíficas que se animan al cáncer y vuelven para contarlo. Algunas de ellas han matado. Sí, sí, algunas a su padres, también a sus maridos.
Hombres, también. Siempre tan perdidos, extraviados de la ternura, exiliados de sí mismos. Arropados en los brazos de la desmesura, al mismo tiempo que insertos en los pequeños poderes del dinero, el mando y el odio ordinario. Estamos así, lejos de entender que podemos mucho más que perecer jóvenes con las manos llenas de amores sin vivir.

Mas en esta categoria: « Diarios Clínicos: Hoy
Copyright © 2017 Pasaje Esquizo - Designed & Developed by Templateworks