Estas aqui:Inicio»Pasaje Esquizo
 

En estos capítulos nos quedamos muy agradados con las actuaciones de Diego Peretti y todo el resto del elenco. Han hecho un trabajo de calidad ya que pudimos reconocer con claridad los afectos e intensidades que se despliegan en un consultorio psicológico. Al mismo tiempo, logra mostrar el funcionamiento del dispositivo psicoanalítico en todas sus variaciones y sobre todo las subjetivaciones y mortificaciones que produce en el paciente y en el propio terapeuta. Este dispositivo que privilegia la neutralidad y la abstinencia sobre lo “humano” nos hace interrogar lo disciplinario: ¿Es que el psicoanálisis o cualquier dispositivo clínico, médico, institucional producen subjetividad? Es decir, cada dispositivo ¿produce su propio “paciente”? En otro orden. ¿El psicoanálisis cura? El psicoanálisis enferma? ¿A quién? ¿El personaje de Peretti (Guillermo) se está enfermando? ¿De qué? Sufre ¿de qué? ¿Hay algo de lo que disfrute en su trabajo y su vida?

En estos capítulos nos quedamos muy agradados con las actuaciones de Diego Peretti y todo el resto del elenco. Han hecho un trabajo de calidad ya que pudimos reconocer con claridad los afectos e intensidades que se despliegan en un consultorio psicológico. Al mismo tiempo, logra mostrar el funcionamiento del dispositivo psicoanalítico en todas sus variaciones y sobre todo las subjetivaciones y mortificaciones que produce en el paciente y en el propio terapeuta. Este dispositivo que privilegia la neutralidad y la abstinencia sobre lo “humano” nos hace interrogar lo disciplinario: ¿Es que el psicoanálisis o cualquier dispositivo clínico, médico, institucional producen subjetividad? Es decir, cada dispositivo ¿produce su propio “paciente”? En otro orden. ¿El psicoanálisis cura? El psicoanálisis enferma? ¿A quién? ¿El personaje de Peretti (Guillermo) se está enfermando? ¿De qué? Sufre ¿de qué? ¿Hay algo de lo que disfrute en su trabajo y su vida?

Copyright © 2017 Pasaje Esquizo - Designed & Developed by Templateworks